Category: Vida saludable

cuanta agua hay que beber

¿Cuánta agua hay que beber al día?

“Hay que beber dos litros de agua al día”. Que levante la mano los que hayan escuchado esta frase alguna vez. Pero, ¿es cierta? ¿Cuánta agua hay que beber? Un tema que ha permitido escribir muchos artículos, blogs, estudios, informes… Por eso nos gustaría aprovechar estas líneas para ofrecer un poco de información que te resulte útil.

Lo primero que hay que dejar claro es que “los dos litros diarios” no es más que un simple mito que no cuenta con una base científica suficiente como para sustentar esta afirmación. De hecho, un estudio realizado en el año 2002 para el American Journal of Phisiology afirmaba que esta cantidad puede ser incluso excesiva.

De hecho, y es aquí donde hay que hacer hincapié, la cantidad aconsejable de agua variará mucho de una persona a otra, dependiendo siempre de las circunstancias. Por lo tanto, no será algo estándar ni tampoco fijo.

consejos hidratación

¿Qué puede influir entonces? Pues simplemente aspectos como el clima, el peso de la persona, la actividad física que realice habitualmente…

Otro mito bastante extendido es que la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda beber 1 litro por cada 35 kilos de peso. Lo cierto es que la OMS nunca ha realizado recomendación alguna en este sentido.

Entonces, ¿qué hacemos?

Está bien. Si tenemos claro que no son dos litros de agua lo que tenemos que beber. ¿Cuál es esa cantidad? Como hemos dicho, no existe una fija que pueda ser tomada con carácter universal. Lo más simple es, simplemente, hacer caso a nuestro cuerpo y beber lo que nos pida nuestra sed.

consejos beber agua

Por desgracia, el ritmo de la vida hoy en día nos llega a impedir en ocasiones darnos cuenta que tenemos sed. Por lo tanto, será nuestra responsabilidad hidratarnos como es debido.

A la hora de beber podemos consumir toda clase de bebidas, como pueden ser el té o el café, pero también conseguiremos agua a través de las frutas y las verduras.

sushi

La comida japonesa es mucho más que pescado crudo

Sabemos que la comida japonesa lleva unos cuantos años muy de moda, y que cada vez hay más restaurantes y aficionados a la gastronomía de este país. Pero, ¿conocemos realmente cómo es la comida japonesa? Si preguntamos a la gente, la mayoría lo relacionará con el pescado crudo en sus distintas formas y presentaciones, pero la comida japonesa es mucho más que eso. Te invitamos a que descubras cómo es la gastronomía japonesa tradicional y te enseñamos alguno de los platos más clásicos y populares del país del sol naciente.

Para empezar, hay que decir que ni siquiera el sushi es exactamente pescado crudo.

Muchos de los que se han aficionado a la comida japonesa lo han hecho a través de este tipo de platos en los que, habitualmente, hay pescado crudo, pero no sólo. Realmente, el término sushi se refiere a un tipo de comida japonesa con una base de arroz hervido que se acompaña de pequeños filetes de pescado, marisco, verduras o, dependiendo de la creatividad e imaginación del cocinero, casi cualquier ingrediente.

El tipo de sushi más común es el nigiri, en el que el arroz toma una forma ovalada y pequeña y sobre el que se pone el pescado o ingrediente que se quiera. También son muy populares los makis, que son rollitos de arroz que en el centro presentan el pescado, marisco o verduras y que se envuelven en alga nori.

Sobre lo que sí se puede decir que es pescado crudo es sobre el sashimi, que es un plato de pescado fileteado que se sirve sin arroz, y que se acompaña, al igual que el sushi, de salsa de soja y wasabi.

Pero aquí queremos desmarcarnos de estos dos tipos de comida y adentrarnos más en otro tipo de platos de la gastronomía nipona.

No porque no nos guste el sushi o, en general, el pescado crudo, sino porque queremos alejarnos del mito de que la comida japonesa es sólo esto.

Para empezar, algo muy frecuente también en nuestros restaurantes japoneses, y casi en todos los asiáticos, es la tempura, que consiste en frituras de verduras o pescados, aunque también se pueden hacer con carnes blancas. La verdad es que no es un plato originario de la cocina japonesa, y se cree que lo introdujeron los portugueses allá por el siglo XVI, pero es algo muy habitual en sus mesas y restaurantes, tanto los más populares como los más elegantes.

tempura

Fuente

Si queremos algo menos habitual y muy típico de Japón, podemos probar un onigiri. Este plato consiste en una bola de arroz que está rellena de distintos ingredientes, como por ejemplo salmón a la plancha, atún o cangrejo, junto con cebolleta picada o jengibre, aunque también se pueden encontrar rellenas de ternera, de ciruela o muchas cosas más. Hay que decir que este plato no suele ser una comida principal, sino más bien un aperitivo que se puede tomar a la hora del desayuno, o a media mañana.

 

onigiri

Fuente

En busca de un plato un poco más contundente y, además, caliente, nuestra primera recomendación es el okonomiyaki. Su nombre podría traducirse algo así como “cocinado a la plancha a su gusto” y consiste en una masa de harina y huevo a la que se le añaden los ingredientes deseados y que se cocina al momento. Los ingredientes más habituales suelen ser cebolletas, calamares, gambas o pulpo, y también carnes de buey o de cerdo. Una vez que está listo, se le echa por encima salsa de okonomiyaki, mayonesa o alguna otra, aunque esto también es al gusto del consumidor. En algunos sitios hay gente que lo compara a la pizza o a las tortillas, debido a la versatilidad y variedad de ingredientes con los que se puede preparar, aunque realmente su sabor no se parece a ninguna de éstas.

Hay que decir que en algunas ocasiones el okonomiyaki se incluye dentro de los platos teppanyaki, es decir, los platos cocinados en una plancha de acero. Aquí el abanico se amplía, y normalmente suelen incluir carnes de buey o de ternera, o algún marisco, acompañados de verduras y cocinados con salsa de soja.

 

okonomiyaki

Fuente

Sin alejarnos de las carnes, pero preparándolas de un modo que nos puede resultar bastante llamativo, también encontramos los deliciosos shabu-shabu. Aquí, la carne se presenta cortada en tiras finas y se cocina introduciéndola en una olla que tiene caldo hirviendo, normalmente con verduras. La carne se va haciendo así y se come acompañada de arroz y salsa ponzu, y al caldo que resta después también se le añade arroz para consumirlo o, simplemente, se bebe la sopa.

 

shabu-shabu

Fuente

Si queréis un único plato pero muy completo, en la carta de los japoneses más genuinos podréis encontrar los domburi, que literalmente significa cuenco. Aquí, de nuevo, hay varios tipos, aunque todos ellos muy ricos y sabrosos. La base es el arroz y una salsa preparada con mirin, dashi y salsa de soja. A esto se le suele añadir cebolla pochada y alguna carne de cerdo (katsudon) o de pollo (oyakodon), o incluso verduras, y luego huevo batido.

Y, como no podía ser de otra manera, terminamos con uno de los postres más clásicos y consumidos en Japón. De hecho, es algo muy típico de ver en dibujos animados, aunque no siempre expliquen qué es lo que están comiendo: dango. Este postre en forma de bola se prepara con harina de arroz y azúcar, aunque luego se le añaden otros ingredientes para conformar los colores y sabores de cada uno y se suelen presentar insertados en un palo, al estilo de las brochetas.

 

dango

¿Cuál de estos platos es nuevo para vosotros y os apetece probar? ¿Hay algún otro plato japonés que os gustaría incluir en esta lista? ¡Esperamos vuestras sugerencias con mucho apetito y los palillos en la mano!

fisioterapia oncologica

¿Qué es la fisioterapia oncológica?

La Fisioterapia oncológica se abre camino en paralelo a los avances que se producen en la lucha contra el cáncer

La Fisioterapia oncológica es una gran desconocida, y no sólo para el gran público. Aquellos que se dedican no dudan en decir que aún hoy en día, e incluso en el propio sector asistencial, existe un gran desconocimiento sobre los avances que se han producido y todo lo que los fisioterapeutas pueden hacer frente al cáncer, hasta y todo de manera preventiva. Gracias a los grandes pasos adelante que la medicina ha hecho en los últimos años, hoy en día el cáncer -en un alto porcentaje de casos- ya no es siempre una enfermedad incurable, y es en este contexto que la Fisioterapia tiene cada vez más cosas a hacer ya decir.

El Colegio de Fisioterapeutas de Cataluña (CFC) cuenta con una Comisión de Onco-Hematología y Cuidados Paliativos, coordinada por Carolina Garcia. En su opinión, “es verdad que cuando la mayoría de personas piensan en la Fisioterapia, suelen pensar en el mundo del deporte y en traumatología, y como mucho en cuestiones de Fisioterapia respiratoria o pediátrica”. En este sentido, la fisioterapeuta oncológica Montserrat Gironès (fundadora de la asociación gAmis y pionera del Protocolo de prevención del linfedema, en 1997), se atreve a ir aún más allá cuando afirma: “mucha gente reduce la Fisioterapia en las lesiones traumatológicas o deportivas “.

fisioterapia

De ahí que, desde una perspectiva profesional y colegial, sea importante hacer divulgación y pedagogía en el conjunto de la sociedad (incluidos los otros colectivos sanitarios y los propios fisioterapeutas), y este es precisamente uno de los objetivos principales de la Comisión de Onco-Hematología y Cuidados Paliativos del CFC. Hay que hacer más visible la Fisioterapia oncológica, porque al desconocimiento general se suma que el cáncer, a pesar de los avances que se hayan hecho, sigue acumulando tabúes y miedos casi ancestrales que a menudo cuestan de superar. “Es verdad que sigue existiendo un gran miedo a la enfermedad y una cierta creencia popular de que ante el cáncer no se puede hacer nada, lo que no es verdad”, opina Carolina Garcia.

Desde la experiencia acumulada a lo largo de los años, Montserrat Gironès, que comenzó a ejercer la Fisioterapia 1969, recuerda que en aquellos años, como auxiliar de fisioterapeuta que era, “sólo rehabilitàvem la poliomielitis y, después, ya nos enviaron puntualmente algún paciente que se había roto una pierna … “. Con lo cual, de Fisioterapia oncológica, se empezó a hacer alguna actuación hacia finales de los años noventa del siglo XX, es decir, no hace ni veinte años. “Cuando en el Hospital Clínico comenzamos a trabajar en Fisioterapia con el cáncer de mama en 1997, hablar de Fisioterapia oncológica todavía sonaba un poco a ciencia ficción. Y era una práctica casi excepcional, como un lujo hospitalario que se producía a partir de que algún médico se iluminaba un buen día y le recomendaba al paciente un fisioterapeuta “, afirma.

Hoy en día, sin embargo, aunque todavía queden muchas asignaturas pendientes, el papel de la Fisioterapia oncológica ha cambiado de una manera muy trascendente a raíz de los avances que se han hecho en el campo de los tratamientos curativos y de los sistemas de detección precoz. El cáncer ha pasado de ser una enfermedad incurable a convertirse en una enfermedad casi de carácter crónico, dado que cada vez hay más pacientes que se acaban saliendo.

masaje

Por todo ello, en palabras de Carolina Garcia, “la Fisioterapia oncológica, actualmente, juega un papel determinante antes, durante y después de la detección de la enfermedad”. Es, por tanto, un proceso que comienza en el terreno de la prevención. “Desde la Fisioterapia, debemos prescribir actividad física regular para que al final todos los estudios apuntan cada vez más que un factor importante a la hora de sufrir o no sufrir cáncer es el tipo de vida que lleves”. En este sentido, incluso cuando ya se ha diagnosticado la enfermedad, hay estudios que sostienen que la actividad física es un factor preventivo de cara a posibles recaídas.

Aún en el terreno de la prevención, y una vez la enfermedad ya es un hecho, “si, por ejemplo, nosotros sabemos que el paciente debe recibir un tratamiento de quimioterapia que le dejará con menos fuerza muscular, siempre podemos hacer un trabajo preventivo para que el paciente llegue en las mejores condiciones a recibir el tratamiento y los efectos no sean tan agresivos “, explica García. Porque es bien sabido que los tratamientos en oncología tienen una serie de efectos secundarios importantes, con la particularidad -como es el caso de la radioterapia-, que no se detienen al final del proceso, sino que pueden prolongarse bastante tiempo.

Como dice Montserrat Gironès, “el fisioterapeuta debe estar en oncología desde el principio pero, en cambio, muchos de los profesionales médicos o sanitarios todavía piensan que nosotros ya nos llamarán si hace falta. Así que nos convoca cuando las cosas ya se han complicado excesivamente y resulta que, posiblemente, no se hubieran complicado tanto si hubiera habido un fisioterapeuta desde el principio “.

Cuando la enfermedad avanza, la Fisioterapia oncológica también tiene su papel, al poder implicarse en todos los aspectos, ya sean neurológicos, respiratorios, musculares, de suelo pélvico … No es ni el antes ni el después, es el “durante” de la enfermedad. “También hay que decir que nosotros no hacemos nada diferente de lo que hacen el resto de compañeros fisioterapeutas, es decir, las técnicas que utilizamos son las mismas”, añade la coordinadora de la Comisión de Onco-Hematología y Cuidados Paliativos de CFC .

ayudas en fisioterapia

Finalmente, otra fase del proceso, se produce en los casos que la enfermedad no se puede curar con el objetivo de paliar sus síntomas. “Aunque sea contribuir con la Fisioterapia a que el paciente pueda ir solo al baño o que la familia lo pueda ayudar, eso ya es una gran motivación: son pequeñas cosas que te permiten tener una calidad de vida que es necesaria y te hacen la vida mejor “, añade Carolina Garcia.

Sin lugar a dudas, sin embargo, uno de los aspectos más divulgados de este ámbito de la profesión es la prevención y la lucha contra el linfedema, y las posibles complicaciones derivadas de los tratamientos oncológicos (molestias en el hombro, cansancio, dolores musculares, etc.) en el caso del cáncer de mama “. El linfedema es una inflamación crónica del brazo es una consecuencia de la extirpación de los ganglios de la axila, lo que provoca una acumulación de la linfa en los tejidos del brazo y, por tanto, dolores, molestias, dificultad de movimientos y problemas estéticos . Diversos estudios demuestran que la intervención de un fisioterapeuta a tiempo puede prevenir su aparición. En este sentido, Montse Gironès es una auténtica experta. Durante años fue fisioterapeuta del Servicio de Rehabilitación del Hospital Clínico de Barcelona y coordinadora de (gAmis) Grupo de Ayuda de Mama y Salud, una asociación vinculada al Hospital Clínico de Barcelona creada en 2000 por un grupo de mujeres afectadas de cáncer de mama. En este caso, todas sus acciones van dirigidas a fomentar el apoyo mutuo entre las asociadas, el intercambio de experiencias y la mejora de la información sobre la patología, ayudando a las afectadas desde diversos ámbitos. Aunque ahora jubilada, Gironès no lo duda: “la idea siempre ha sido que hubiera una asociación vinculada a un hospital como una manera de llegar antes y mejor al diagnóstico, pero también es verdad que, a menudo, hay médicos y profesionales sanitarios que no ven bien del todo estas asociaciones porque consideran que se acaba dando demasiado poder al enfermo “.

En el camino todavía a recorrer también está el de la formación. “Hoy en día, no tenemos ningún tipo de formación en Fisioterapia en oncología propiamente dicha”, reconoce García. No existe una formación reglada de Fisioterapia en oncología, lo que hace que el desconocimiento hacia este ámbito profesional agrave incluso entre muchos jóvenes fisioterapeutas. “Los hay que no saben casi nada, y los hay que encuentran que es un ámbito de la Fisioterapia que tiene poco recorrido y que, incluso, es incómodo”, remacha el clavo Montserrat Gironès. La mejora de formación y, en consecuencia, de su visibilidad desde la base profesional, es uno de los grandes retos de la Fisioterapia oncológica. La petición de más prácticas hospitalarias en las escuelas universitarias es una de las demandas de esta comisión colegial.

Ortodoncia en Madrid

¿Qué es la Ortodoncia?

La ortodoncia es la especialidad de la odontología estudia, diagnostica, previene y corrige las alteraciones de la posición de los dientes y los maxilares.

Unos dientes ordenados funcionan bien y ayudan a masticar mejor. Unos dientes alineados son más fáciles de limpiar: reducen las caries y las enfermedades de las encías. Unos dientes ordenados son más estéticos: sonreirás más, mejorará tu estado de ánimo y tu autoestima. La ortodoncia mejora el crecimiento de los huesos de la cara del niño y combinada con cirugía corrige las malformaciones faciales en el adulto.

En Clínica Dental Orión, en Madrid, procuramos que el tratamiento de ortodoncia sea lo más corto posible. Por eso en los niños con frecuencia retrasamos su inicio hasta que se han cambiado casi todos los dientes de leche. Si un problema puede ser tratado antes de que sea más grave lo hacemos para obtener los mejores resultados, así intentamos mejorar el crecimiento de los maxilares para evitar extracciones de piezas dentarias. O para mejorar la armonía facial.

Damos gran importancia al mantenimiento de una correcta higiene oral durante el tratamiento para evitar caries e inflamación de encías. Te enseñaremos detalladamente como lavarte los dientes con los aparatos. Tu colaboración en esto es importantísima.

Conseguir sonrisas bonitos es un esfuerzo en equipo. Trabajamos en coordinación con tu dentista y en algunos casos con el periodoncista o el cirujano maxilofacial para conseguir los mejores resultados en tu tratamiento.

En adultos conseguimos que los aparatos sean lo menos visible posible y los más cómodos para el paciente, ofreciendo diversas alternativas estéticas dentro del mismo tratamiento.

Es habitual que el dentista u odontólogo sea quien detecte el problema de malposición dentaria o de los maxilares y remita al paciente al ortodoncista para que sea éste quien determine el momento más adecuado para su tratamiento, así como el procedimiento más correcto para realizar.

A continuación os detallamos algunas de las alteraciones más comunes.

Tratamiento de ortodoncia

 

ALTERACIONES DENTOMAXILARES MÁS COMUNES

Las alteraciones dentomaxilares son muy frecuentes en la población, y puede ser congénita o adquirida debido a malos hábitos, muchos de ellos en la infancia. Por eso es muy importante saber detectar las alteraciones muy pequeños realizando controles con el odontólogo para asegurar que la evolución dentomaxilar es correcta.

En caso de que hubiera alguna alteración, en función de la edad y el tipo de alteración del ortodoncista sería el encargado de elaborar un plan de prevención, tratamiento y corrección adecuada.

La alteración más común en adultos es el apiñamiento dental.

Si tienes cualquier duda puedes consultarnos y te asesoraremos sin compromiso. Llámanos al 91 133 49 50. Estaremos encantados de atenderte

Tratamiento Platinum

Desde el centro de Tratamientos Médico-Estéticos Felicidad Carrera proponemos para esta Navidad un programa exprés de rejuvenecimiento facial con el fin de dar la bienvenida al 2017 con un rostro radiante: Tratamiento Platinum
Se trata de un programa de rejuvenecimiento integral destinado a unificar el tono de la piel, recuperar la firmeza y aportar hidratación y luminosidad. Un pack sólo disponible del 15 de diciembre al 8 de enero que incluye varias técnicas de rejuvenecimiento facial para lograr una piel firme y joven en tres sesiones.

Protocolo:
Sesión nº 1: IPL Ellipse. El tratamiento comienza con una limpieza minuciosa y una suave exfoliación de la piel para eliminar cualquier rastro de suciedad. A continuación se realiza la sesión de IPL con el equipo Ellipse I2PL, una nueva generación de luz pulsada que elimina eficazmente los principales signos del fotoenvejecimiento cutáneo, manchas, arrugas superficiales, poros abiertos o capilares dilatados. Con una sesión se aprecia un tono más uniforme y un extra de luminosidad.

P.V.P. 190 €

Sesión nº 2. Ultherapy, avalado por su extraordinario éxito en Estados Unidos tras miles de tratamientos realizados, 4 aprobaciones de la Agencia Americana del Medicamento y 33 estudios clínicos. Sin duda la revolución del último año en el sector médico-estético. Ultherapy se basa en la utilización de energía ultrasónica microfocalizada que llega a las capas más profundas de la piel (4,5 mm de profundidad), donde originan puntos de coagulación que provocan la reorganización y renovación del colágeno, aumentando su producción y combatiendo el descolgamiento de la piel desde las capas más profundas, con unos resultados muy naturales. Todo el proceso se realiza con control ecográfico para ver el plano exacto en el que se hacen los disparos y vigilar el contacto preciso entre el aplicador y la piel. El tratamiento es muy poco molesto y no necesita preparación previa ni recuperación posterior. El proceso tiene una duración de 30 a 90 minutos (dependiendo de la zona a tratar) y sus resultados permanecerán durante un año o año y medio.

P.V.P. rostro completo 2.000 €

Sesión nº 3. Mesoterapia con vitaminas, un tratamiento basado en microinyecciones en el estrato epidérmico de la piel de un concentrado de ácido hialurónico y un complejo multivitamínico muy completo que incluye ácido ascórbico, biotina, nicotinamida y vitaminas B12, entre otras, además de minerales, ácidos nucleicos, aminoácidos y coenzimas. Está especialmente indicado para pieles apagadas, finas, con pequeñas arrugas y deshidratación. Sin apenas molestia se consigue la recuperación de la piel y el control del daño oxidativo, así como luminosidad y tersura. Las vitaminas están especialmente indicadas para recuperar pieles apagadas, o muy expuestas a tóxicos, como el sol y el tabaco o incluso después de un tratamiento médico prolongado.

P.V.P. 315 €

Resultados: Después de comenzar este programa intensivo de rejuvenecimiento facial, y de forma progresiva, la piel se verá mucho más joven, tersa, hidratada y luminosa, gracias a la combinación de las diferentes técnicas. Devuelve juventud a la piel y consigue un lifting natural y no invasivo.

Insuficiencia cardiaca

Insuficiencia cardíaca

Médicos, investigadores y profesionales del sector farmacéutico han hablado de tratamientos pioneros y han intercambiado los últimos datos en investigación y técnicas quirúrgicas.

Los resultados de estudios presentados en el Congreso Europeo de Cardiología (ESC) -el más importante del mundo -, “cambiarán” la vida de muchas personas, según la vicepresidenta de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), Lina Badimon.

La doctora Badimon asegura que el congreso mundo habla de los resultados obtenidos por un equipo de investigadores americanos de Houston, liderados por el doctor Milton Packer, que han descubierto un nuevo fármaco para luchar contra la insuficiencia cardiaca.

Se trata de la enfermedad cardiovascular más mortal detrás del ictus y ante el infarto, subraya la también directora del Instituto Catalán de Ciencias Cardiovasculares (ICCC) del Hospital de Sant Pau. Y “hasta ahora” no había medicamentos para poder tratar a estos pacientes.

Las pruebas que se hicieron con dos grupos de población “se tuvieron que interrumpir”, corsubratlla emocionada, porque se vio que los resultados obtenidos por este fármaco eran tan positivos que no era “ético” seguir administrando el otro tratamiento a el resto de pacientes.

Badimon remarca este descubrimiento presentado en la actual edición del congreso ESC celebrado en Barcelona entre otros estudios que “cambiarán” las prácticas clínicas y la vida de muchos enfermos.

Según los especialistas, hasta ahora las enfermedades relacionadas con el corazón se atribuían a problemas en la genética y el lugar de residencia, tras el congreso se ha constatado que es fundamental aplicar unos buenos hábitos de vida.

Los responsables de la Sociedad Europea de Cardiología también destaca la importancia del consumo regular de fruta, que puede disminuir un 40% el riesgo cardiovascular.

Una investigación hecha en Rusia concluye además que el estrés familiar multiplica el riesgo de hipertensión, de infarto y de ictus en las mujeres. Los síntomas de estrés a partir de los cuales hay que pedir ayuda especializada son claros: no dormir bien, que aparezca un cuadro de depresión y ansiedad, hiperventilación frecuente, calambres en las manos o sensación de angustia.

Las consecuencias de la crisis económica también pueden ser una causa de estrés que puede desencadenar infartos.

Hipertension

La hipertensión afecta a uno de cada cuatro adultos

La hipertensión arterial incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, principalmente el ictus y el infarto agudo de miocardio. Es el factor de riesgo cardiovascular más importante, pero también el más fácil de detectar y de tratamiento más eficaz y sencillo.

En Cataluña, al menos una de cada cuatro personas adultas es hipertensa. El hecho de que muchas personas tengan hipertensión y, por tanto, un exceso de riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, hace que esta enfermedad tenga un impacto muy grande en la salud cardiovascular de la población. .

La OMS ha elaborado un documento que busca contribuir a aplicar políticas dirigidas a reducir la mortalidad y la discapacidad que causan este tipo de enfermedades.

Las claves preventivas: ajustar el consumo de sal, reducir / eliminar alcohol y tabaco y sobre todo hacer actividad física !!

Acceso al documento de la OMS

sobrepeso y adolescencia

El peso y la adolescencia

Casi un tercio de los chicos adolescentes es inexacto a la hora de percibir su peso, lo que puede influir en sus patrones alimenticios y, consecuentemente, en su salud, según un estudio liderado por la UAB realizado con 600 chicos de Barcelona y alrededores.

El trabajo, realizado en colaboración con el centro de Salud Mental de la Corporación Sanitaria Parc Taulí, ha analizado el efecto del peso percibido sobre las conductas de los chicos para bajar o controlar su peso. Los investigadores registraron in situ la talla y el peso corporal de 597 chicos de entre 13 y 16 años, mayoritariamente de clase media y de origen español -el estudio incluyó también participantes de origen latinoamericano, norteafricano, europeo y subsahariana. Además, se les preguntó cómo percibían su peso -peso bajo, normal, sobrepeso ligero, alto sobrepeso-, si realizaron dieta durante el último año y qué conductas realizaron para controlar o bajar de peso. Un 65% tenía un peso normal – de acuerdo con los baremos del Índice de Masa corporal-, un 19% sobrepeso, un 7% obesidad y un 8% peso bajo.

El estudio encontró que hasta un 28% de los chicos fue inexacto en la apreciación de su peso corporal. Entre los jóvenes con peso bajo, un 43% lo sobrestimar, mientras que un 86% de los que tenían mucho sobrepeso -obesidad- el subestimó. También el infravaloró el 40% de los que tenían sobrepeso, que se apreció con un peso normal. La mayoría de jóvenes con peso normal -un 85% – el acertó y un 5% refirió una percepción de sobrepeso. “Hemos visto que si un chico adolescente de peso normal se percibe con sobrepeso, la posibilidad de que realice dieta es tan alta como la de un chico que realmente lo tiene. Y algo similar sucede con las conductas no saludables de control de peso, como saltarse las comidas o comer muy poco. En este caso, la probabilidad de realizar estas conductas es tan alta en aquellos con sobrepeso como en aquellos que se perciben como tales “, explica Carlos Almenara, profesor de Psicología en la Universidad Masaryk (República Checa) y autor principal del estudio , que forma parte de su tesis doctoral en la UAB. “Son hallazgos particularmente importantes cuando consideramos el alto porcentaje de adolescentes que encontramos intentando bajar o controlar su peso, ya que un 25% informó haber realizado dieta al menos una vez en el último año o alguna conducta de control de peso no saludable “.

Los investigadores consideran que muchos adolescentes pueden estar realizando conductas para bajar o controlar su peso, pero sin apoyo profesional, lo que puede promover patrones alimentarios no saludables. Además, una dieta sin control profesional o conductas extremas pueden comportar una menor ingesta de nutrientes esenciales para este periodo del desarrollo.

Sobrepeso

Factores socioculturales

En cuanto a los factores que pueden influir en una percepción errónea del peso, los expertos sugieren cuestiones socioculturales. “Creemos que los chicos de bajo peso que se perciben como de peso normal o sobrepeso es porque podrían haber incorporado en gran medida el ideal de belleza masculino, un cuerpo delgado pero tonificado. En el caso de los chicos con sobrepeso que se ven con peso normal, pueden percibir que los mensajes señalan la obesidad como algo socialmente no deseable. Por este motivo, no aceptan que tienen sobrepeso, aunque al mismo tiempo el hecho de que muchos estén haciendo dieta reflejaría que se están esforzando por pertenecer a lo que ellos perciben como la norma del grupo “, comenta David Sánchez-Carracedo, investigador del Departamento de Psicología Clínica y de la Salud de la UAB que ha coordinado el trabajo.

De manera alternativa, el trabajo considera que dado el número creciente de adolescentes con sobrepeso u obesidad en España -un 27% en la muestra estudiada-, uno probablemente pequeño número de estos chicos puede percibir que la norma del grupo es el sobrepeso, por lo que valora su propio peso corporal como normal, y no hace ninguna dieta.

El estudio destaca la importancia de promover hábitos alimentarios saludables entre los adolescentes, sin enfatizar la pérdida de peso como objetivo primordial.

“Los profesionales deben considerar además que la percepción equívoca del peso en algunos chicos con sobrepeso puede ser un obstáculo durante el tratamiento. En los chicos con peso bajo que creen que tienen sobrepeso, esta percepción errónea podría ser indicativo de sufrir un trastorno alimentario o un mayor riesgo de desarrollarlo “, concluye Carlos Almenara.

Pocos estudios con chicos

La mayoría de estudios sobre percepción de peso han sido realizados entre chicas adolescentes. Los pocos estudios que han incluido chicos han analizado el conjunto, sin considerar las diferencias existentes entre chicos con peso bajo y chicos con sobrepeso, y las diferencias entre sexos -los chicos tienden a infravalorar su peso y las chicas a sobrestimar-local o no han hecho uso de medidas exactas de tamaño y de peso.

“En nuestro estudio, que como cualquier otro no está exento de limitaciones, hemos utilizado mediciones exactas de tamaño y de peso de cada adolescente y criterios internacionales para clasificar cada individuo dentro de una categoría de estatus de peso corporal”, aclara Carlos Almenara.

Salud emocional

¿Qué es la salud emocional?

La salud emocional (y, en general, la salud mental) es un concepto amplio relacionado con la forma en que nos sentimos, pensamos o actuamos en nuestro día a día.

Una buena salud emocional implica un estado de bienestar psicológico en el que el individuo se siente bien, puede desarrollar sus capacidades, afrontar las situaciones cotidianas de estrés sin hundirse, tener relaciones satisfactorias o trabajar de forma eficiente. Se relaciona, pues, con aspectos como estar motivado y tener energía, seguridad y autoconfianza, o tranquilidad y autocontrol, entre otros.

Es, por tanto, mucho más que sufrir una enfermedad de salud mental (como una depresión, un trastorno de angustia, etc.) y nos ayuda a poder hacer frente de forma satisfactoria a los retos y también a los altibajos diarios.

 

Factores protectores y factores de riesgo

Nuestra salud emocional puede verse afectada por muchos factores, algunos de los cuales la refuerzan (llamados factores protectores) y otros le afectan de forma negativa (llamados factores de riesgo). De alguna manera, podríamos decir que estos factores nos harían más fuertes o más débiles, respectivamente, frente a los problemas o dificultades.

En términos generales, podemos hablar de:

  • Factores de la persona: como las características psicológicas, el estilo de vida o también la predisposición genética de la persona.
  • Factores relativos a las redes sociales cercanas: como la familia, los amigos o la propia comunidad (en su capacidad de ofrecer soporte o fomentar la inclusión y la participación).
  • Factores de la propia sociedad: como la cultura o las políticas públicas de trabajo, sanidad, etc.
  • Algunos factores protectores son, por ejemplo, el hecho de tener una red social que apoye o el hecho de mantener unos hábitos de vida saludables. Por otra parte, hacer un consumo irresponsable de drogas o vivir en una sociedad con una cultura que estigmatiza a las personas con problemas de salud mental son algunos ejemplos de factores de riesgo. Es importante tener en cuenta que las personas tienen diferentes sensibilidades ante los factores de riesgo y protección, y que estos pueden afectar más a unas personas que otras.

Hoy sabemos que muchos de estos factores se pueden modificar logrando cambios positivos y estables en el bienestar psicológico de las personas.

Si bien algunos de los factores son externos al individuo y requieren acciones conjuntas desde las comunidades o instituciones, se ha visto que cada persona también puede realizar cambios para mejorar su bienestar, reduciendo la exposición a algunos de los factores de riesgo y incrementando el contacto con los protectores. De hecho, cada vez tenemos más evidencia de que los hábitos, comportamientos y estilos de vida de las personas pueden tener un efecto beneficioso en la salud emocional.

Factores salud emocional

 

Consejos para cuidarse

Tal como sucede con otros aspectos de la salud, como con la cardiovascular o la respiratoria, la persona puede influir de forma positiva en su salud emocional y actuar para mejorarla en lo posible.

Es importante tener claro que no existe una receta única, ya que, como hemos dicho, cada persona tiene unas predisposiciones particulares y también una situación personal y unas condiciones de vida determinadas.

Sin embargo, hay un número de acciones que son aplicables a la mayoría de la gente de todas las edades, y se engloban en lo que llamamos hábitos saludables para el bienestar emocional. Estos incluyen aspectos como el estilo de vida, las relaciones personales o las actividades que hacemos.

Siempre que sea posible, es recomendable intentar complementar estas pautas generales con una reflexión personal sobre las cosas que consideramos importantes para nuestro bienestar emocional y que quizás deberíamos priorizar más en nuestro día a día.

En términos generales, podemos considerar como una buena receta intentar aumentar el tiempo dedicado a acciones que ya hacemos y sabemos que mejoran nuestro bienestar (y también reducir lo que le perjudica) con el inicio de alguna actividad nueva y motivadora. Esta combinación puede ser más fácil de llevar a cabo que intentar incorporar un conjunto completo de actividades nuevas o de cambios en nuestros hábitos.