Cuidar la sonrisa en verano: Principales cuidados

Cuidar la sonrisa en verano: Principales cuidados

Cuidar la sonrisa en verano

Nos encontramos de vacaciones en la playa o en la piscina y tendemos a relajarnos, ¿verdad?  En lo que se refiere a nuestra higiene bucodental, también. Sin embargo, cuidar la sonrisa en verano debería ser uno de nuestros principales objetivos. Te lo decimos por experiencia.

¿A quién no le gusta lucir una sonrisa radiante y atractiva? En verano, todavía más. Aunque se trata de una labor de todo el año, es en estos meses cuando más cuidado debemos de poner. Como hemos mencionado antes, en esta época nos solemos relajar más de lo debido. Así, podemos pasar un día entero sin lavarnos los dientes, sin cuidar nuestras encías, reduciendo la cantidad de cepillados diarios…

Para evitar estas situaciones que pueden ser peligrosas, no solo para nuestra sonrisa, sino también para nuestra salud, nuestros dientes o nuestros implantes dentales, nada mejor que seguir las recomendaciones de profesionales. Lo primero de todo, antes de iniciar tus vacaciones deberías hacer una visita a tu especialista para una completa revisión. Así, sabrás que todo esté en perfectas condiciones.

Pequeños cuidados para cuidar la sonrisa en verano

Pero hay más recomendaciones que podemos seguir y que debemos de tener siempre en cuenta. Por ejemplo, no puedes olvidar tu higiene diaria bajo ninguna circunstancia. El cepillado después de las comidas es vital para cuidar la sonrisa en verano. Si vas a la playa o a la piscina, lleva contigo un pequeño neceser con cepillo y pasta de dientes y no habrá problema alguno.

Del mismo modo, cuida tu alimentación y tu hidratación. Qué comemos y qué bebemos es casi tan importante como la higiene bucodental. Cuídate de los excesos en la alimentación y limita las bebidas alcohólicas, los zumos y los refrescos azucarados. Son auténticos enemigos para nuestros dientes.

En último lugar, para cuidar la sonrisa en verano tienes que prestar atención también a tus labios. Al igual que nuestra piel, necesita protección contra el sol y no olvides que debes mantenerlos hidratados. Es muy posible que el calor termine por resecarlos en exceso.

Ante cualquier problema, acude a tu odontólogo cuanto antes. En nuestro caso, nuestra confianza recae sobre la Clínica dental Odident y no podemos decir más que estamos encantados.