Search Results For: "3"

La depresión infantil

La depresión infantil

Quizá cueste creerlo, pero la depresión infantil es un problema muy serio al que hay que enfrentarse por sus posibles consecuencias negativas. No hay que olvidar que estamos hablando de personas que todavía no poseen una madurez total, por lo que son mucho más vulnerables a cualquier problema. Conocer sus causas y sus síntomas es fundamental para tratar de ayudarles a superarlo.

cuanta agua hay que beber

¿Cuánta agua hay que beber al día?

“Hay que beber dos litros de agua al día”. Que levante la mano los que hayan escuchado esta frase alguna vez. Pero, ¿es cierta? ¿Cuánta agua hay que beber? Un tema que ha permitido escribir muchos artículos, blogs, estudios, informes… Por eso nos gustaría aprovechar estas líneas para ofrecer un poco de información que te resulte útil.

Lo primero que hay que dejar claro es que “los dos litros diarios” no es más que un simple mito que no cuenta con una base científica suficiente como para sustentar esta afirmación. De hecho, un estudio realizado en el año 2002 para el American Journal of Phisiology afirmaba que esta cantidad puede ser incluso excesiva.

De hecho, y es aquí donde hay que hacer hincapié, la cantidad aconsejable de agua variará mucho de una persona a otra, dependiendo siempre de las circunstancias. Por lo tanto, no será algo estándar ni tampoco fijo.

consejos hidratación

¿Qué puede influir entonces? Pues simplemente aspectos como el clima, el peso de la persona, la actividad física que realice habitualmente…

Otro mito bastante extendido es que la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda beber 1 litro por cada 35 kilos de peso. Lo cierto es que la OMS nunca ha realizado recomendación alguna en este sentido.

Entonces, ¿qué hacemos?

Está bien. Si tenemos claro que no son dos litros de agua lo que tenemos que beber. ¿Cuál es esa cantidad? Como hemos dicho, no existe una fija que pueda ser tomada con carácter universal. Lo más simple es, simplemente, hacer caso a nuestro cuerpo y beber lo que nos pida nuestra sed.

consejos beber agua

Por desgracia, el ritmo de la vida hoy en día nos llega a impedir en ocasiones darnos cuenta que tenemos sed. Por lo tanto, será nuestra responsabilidad hidratarnos como es debido.

A la hora de beber podemos consumir toda clase de bebidas, como pueden ser el té o el café, pero también conseguiremos agua a través de las frutas y las verduras.

sushi

La comida japonesa es mucho más que pescado crudo

Sabemos que la comida japonesa lleva unos cuantos años muy de moda, y que cada vez hay más restaurantes y aficionados a la gastronomía de este país. Pero, ¿conocemos realmente cómo es la comida japonesa? Si preguntamos a la gente, la mayoría lo relacionará con el pescado crudo en sus distintas formas y presentaciones, pero la comida japonesa es mucho más que eso. Te invitamos a que descubras cómo es la gastronomía japonesa tradicional y te enseñamos alguno de los platos más clásicos y populares del país del sol naciente.

Para empezar, hay que decir que ni siquiera el sushi es exactamente pescado crudo.

Muchos de los que se han aficionado a la comida japonesa lo han hecho a través de este tipo de platos en los que, habitualmente, hay pescado crudo, pero no sólo. Realmente, el término sushi se refiere a un tipo de comida japonesa con una base de arroz hervido que se acompaña de pequeños filetes de pescado, marisco, verduras o, dependiendo de la creatividad e imaginación del cocinero, casi cualquier ingrediente.

El tipo de sushi más común es el nigiri, en el que el arroz toma una forma ovalada y pequeña y sobre el que se pone el pescado o ingrediente que se quiera. También son muy populares los makis, que son rollitos de arroz que en el centro presentan el pescado, marisco o verduras y que se envuelven en alga nori.

Sobre lo que sí se puede decir que es pescado crudo es sobre el sashimi, que es un plato de pescado fileteado que se sirve sin arroz, y que se acompaña, al igual que el sushi, de salsa de soja y wasabi.

Pero aquí queremos desmarcarnos de estos dos tipos de comida y adentrarnos más en otro tipo de platos de la gastronomía nipona.

No porque no nos guste el sushi o, en general, el pescado crudo, sino porque queremos alejarnos del mito de que la comida japonesa es sólo esto.

Para empezar, algo muy frecuente también en nuestros restaurantes japoneses, y casi en todos los asiáticos, es la tempura, que consiste en frituras de verduras o pescados, aunque también se pueden hacer con carnes blancas. La verdad es que no es un plato originario de la cocina japonesa, y se cree que lo introdujeron los portugueses allá por el siglo XVI, pero es algo muy habitual en sus mesas y restaurantes, tanto los más populares como los más elegantes.

tempura

Fuente

Si queremos algo menos habitual y muy típico de Japón, podemos probar un onigiri. Este plato consiste en una bola de arroz que está rellena de distintos ingredientes, como por ejemplo salmón a la plancha, atún o cangrejo, junto con cebolleta picada o jengibre, aunque también se pueden encontrar rellenas de ternera, de ciruela o muchas cosas más. Hay que decir que este plato no suele ser una comida principal, sino más bien un aperitivo que se puede tomar a la hora del desayuno, o a media mañana.

 

onigiri

Fuente

En busca de un plato un poco más contundente y, además, caliente, nuestra primera recomendación es el okonomiyaki. Su nombre podría traducirse algo así como “cocinado a la plancha a su gusto” y consiste en una masa de harina y huevo a la que se le añaden los ingredientes deseados y que se cocina al momento. Los ingredientes más habituales suelen ser cebolletas, calamares, gambas o pulpo, y también carnes de buey o de cerdo. Una vez que está listo, se le echa por encima salsa de okonomiyaki, mayonesa o alguna otra, aunque esto también es al gusto del consumidor. En algunos sitios hay gente que lo compara a la pizza o a las tortillas, debido a la versatilidad y variedad de ingredientes con los que se puede preparar, aunque realmente su sabor no se parece a ninguna de éstas.

Hay que decir que en algunas ocasiones el okonomiyaki se incluye dentro de los platos teppanyaki, es decir, los platos cocinados en una plancha de acero. Aquí el abanico se amplía, y normalmente suelen incluir carnes de buey o de ternera, o algún marisco, acompañados de verduras y cocinados con salsa de soja.

 

okonomiyaki

Fuente

Sin alejarnos de las carnes, pero preparándolas de un modo que nos puede resultar bastante llamativo, también encontramos los deliciosos shabu-shabu. Aquí, la carne se presenta cortada en tiras finas y se cocina introduciéndola en una olla que tiene caldo hirviendo, normalmente con verduras. La carne se va haciendo así y se come acompañada de arroz y salsa ponzu, y al caldo que resta después también se le añade arroz para consumirlo o, simplemente, se bebe la sopa.

 

shabu-shabu

Fuente

Si queréis un único plato pero muy completo, en la carta de los japoneses más genuinos podréis encontrar los domburi, que literalmente significa cuenco. Aquí, de nuevo, hay varios tipos, aunque todos ellos muy ricos y sabrosos. La base es el arroz y una salsa preparada con mirin, dashi y salsa de soja. A esto se le suele añadir cebolla pochada y alguna carne de cerdo (katsudon) o de pollo (oyakodon), o incluso verduras, y luego huevo batido.

Y, como no podía ser de otra manera, terminamos con uno de los postres más clásicos y consumidos en Japón. De hecho, es algo muy típico de ver en dibujos animados, aunque no siempre expliquen qué es lo que están comiendo: dango. Este postre en forma de bola se prepara con harina de arroz y azúcar, aunque luego se le añaden otros ingredientes para conformar los colores y sabores de cada uno y se suelen presentar insertados en un palo, al estilo de las brochetas.

 

dango

¿Cuál de estos platos es nuevo para vosotros y os apetece probar? ¿Hay algún otro plato japonés que os gustaría incluir en esta lista? ¡Esperamos vuestras sugerencias con mucho apetito y los palillos en la mano!

fisioterapia oncologica

¿Qué es la fisioterapia oncológica?

La Fisioterapia oncológica se abre camino en paralelo a los avances que se producen en la lucha contra el cáncer

La Fisioterapia oncológica es una gran desconocida, y no sólo para el gran público. Aquellos que se dedican no dudan en decir que aún hoy en día, e incluso en el propio sector asistencial, existe un gran desconocimiento sobre los avances que se han producido y todo lo que los fisioterapeutas pueden hacer frente al cáncer, hasta y todo de manera preventiva. Gracias a los grandes pasos adelante que la medicina ha hecho en los últimos años, hoy en día el cáncer -en un alto porcentaje de casos- ya no es siempre una enfermedad incurable, y es en este contexto que la Fisioterapia tiene cada vez más cosas a hacer ya decir.

El Colegio de Fisioterapeutas de Cataluña (CFC) cuenta con una Comisión de Onco-Hematología y Cuidados Paliativos, coordinada por Carolina Garcia. En su opinión, “es verdad que cuando la mayoría de personas piensan en la Fisioterapia, suelen pensar en el mundo del deporte y en traumatología, y como mucho en cuestiones de Fisioterapia respiratoria o pediátrica”. En este sentido, la fisioterapeuta oncológica Montserrat Gironès (fundadora de la asociación gAmis y pionera del Protocolo de prevención del linfedema, en 1997), se atreve a ir aún más allá cuando afirma: “mucha gente reduce la Fisioterapia en las lesiones traumatológicas o deportivas “.

fisioterapia

De ahí que, desde una perspectiva profesional y colegial, sea importante hacer divulgación y pedagogía en el conjunto de la sociedad (incluidos los otros colectivos sanitarios y los propios fisioterapeutas), y este es precisamente uno de los objetivos principales de la Comisión de Onco-Hematología y Cuidados Paliativos del CFC. Hay que hacer más visible la Fisioterapia oncológica, porque al desconocimiento general se suma que el cáncer, a pesar de los avances que se hayan hecho, sigue acumulando tabúes y miedos casi ancestrales que a menudo cuestan de superar. “Es verdad que sigue existiendo un gran miedo a la enfermedad y una cierta creencia popular de que ante el cáncer no se puede hacer nada, lo que no es verdad”, opina Carolina Garcia.

Desde la experiencia acumulada a lo largo de los años, Montserrat Gironès, que comenzó a ejercer la Fisioterapia 1969, recuerda que en aquellos años, como auxiliar de fisioterapeuta que era, “sólo rehabilitàvem la poliomielitis y, después, ya nos enviaron puntualmente algún paciente que se había roto una pierna … “. Con lo cual, de Fisioterapia oncológica, se empezó a hacer alguna actuación hacia finales de los años noventa del siglo XX, es decir, no hace ni veinte años. “Cuando en el Hospital Clínico comenzamos a trabajar en Fisioterapia con el cáncer de mama en 1997, hablar de Fisioterapia oncológica todavía sonaba un poco a ciencia ficción. Y era una práctica casi excepcional, como un lujo hospitalario que se producía a partir de que algún médico se iluminaba un buen día y le recomendaba al paciente un fisioterapeuta “, afirma.

Hoy en día, sin embargo, aunque todavía queden muchas asignaturas pendientes, el papel de la Fisioterapia oncológica ha cambiado de una manera muy trascendente a raíz de los avances que se han hecho en el campo de los tratamientos curativos y de los sistemas de detección precoz. El cáncer ha pasado de ser una enfermedad incurable a convertirse en una enfermedad casi de carácter crónico, dado que cada vez hay más pacientes que se acaban saliendo.

masaje

Por todo ello, en palabras de Carolina Garcia, “la Fisioterapia oncológica, actualmente, juega un papel determinante antes, durante y después de la detección de la enfermedad”. Es, por tanto, un proceso que comienza en el terreno de la prevención. “Desde la Fisioterapia, debemos prescribir actividad física regular para que al final todos los estudios apuntan cada vez más que un factor importante a la hora de sufrir o no sufrir cáncer es el tipo de vida que lleves”. En este sentido, incluso cuando ya se ha diagnosticado la enfermedad, hay estudios que sostienen que la actividad física es un factor preventivo de cara a posibles recaídas.

Aún en el terreno de la prevención, y una vez la enfermedad ya es un hecho, “si, por ejemplo, nosotros sabemos que el paciente debe recibir un tratamiento de quimioterapia que le dejará con menos fuerza muscular, siempre podemos hacer un trabajo preventivo para que el paciente llegue en las mejores condiciones a recibir el tratamiento y los efectos no sean tan agresivos “, explica García. Porque es bien sabido que los tratamientos en oncología tienen una serie de efectos secundarios importantes, con la particularidad -como es el caso de la radioterapia-, que no se detienen al final del proceso, sino que pueden prolongarse bastante tiempo.

Como dice Montserrat Gironès, “el fisioterapeuta debe estar en oncología desde el principio pero, en cambio, muchos de los profesionales médicos o sanitarios todavía piensan que nosotros ya nos llamarán si hace falta. Así que nos convoca cuando las cosas ya se han complicado excesivamente y resulta que, posiblemente, no se hubieran complicado tanto si hubiera habido un fisioterapeuta desde el principio “.

Cuando la enfermedad avanza, la Fisioterapia oncológica también tiene su papel, al poder implicarse en todos los aspectos, ya sean neurológicos, respiratorios, musculares, de suelo pélvico … No es ni el antes ni el después, es el “durante” de la enfermedad. “También hay que decir que nosotros no hacemos nada diferente de lo que hacen el resto de compañeros fisioterapeutas, es decir, las técnicas que utilizamos son las mismas”, añade la coordinadora de la Comisión de Onco-Hematología y Cuidados Paliativos de CFC .

ayudas en fisioterapia

Finalmente, otra fase del proceso, se produce en los casos que la enfermedad no se puede curar con el objetivo de paliar sus síntomas. “Aunque sea contribuir con la Fisioterapia a que el paciente pueda ir solo al baño o que la familia lo pueda ayudar, eso ya es una gran motivación: son pequeñas cosas que te permiten tener una calidad de vida que es necesaria y te hacen la vida mejor “, añade Carolina Garcia.

Sin lugar a dudas, sin embargo, uno de los aspectos más divulgados de este ámbito de la profesión es la prevención y la lucha contra el linfedema, y las posibles complicaciones derivadas de los tratamientos oncológicos (molestias en el hombro, cansancio, dolores musculares, etc.) en el caso del cáncer de mama “. El linfedema es una inflamación crónica del brazo es una consecuencia de la extirpación de los ganglios de la axila, lo que provoca una acumulación de la linfa en los tejidos del brazo y, por tanto, dolores, molestias, dificultad de movimientos y problemas estéticos . Diversos estudios demuestran que la intervención de un fisioterapeuta a tiempo puede prevenir su aparición. En este sentido, Montse Gironès es una auténtica experta. Durante años fue fisioterapeuta del Servicio de Rehabilitación del Hospital Clínico de Barcelona y coordinadora de (gAmis) Grupo de Ayuda de Mama y Salud, una asociación vinculada al Hospital Clínico de Barcelona creada en 2000 por un grupo de mujeres afectadas de cáncer de mama. En este caso, todas sus acciones van dirigidas a fomentar el apoyo mutuo entre las asociadas, el intercambio de experiencias y la mejora de la información sobre la patología, ayudando a las afectadas desde diversos ámbitos. Aunque ahora jubilada, Gironès no lo duda: “la idea siempre ha sido que hubiera una asociación vinculada a un hospital como una manera de llegar antes y mejor al diagnóstico, pero también es verdad que, a menudo, hay médicos y profesionales sanitarios que no ven bien del todo estas asociaciones porque consideran que se acaba dando demasiado poder al enfermo “.

En el camino todavía a recorrer también está el de la formación. “Hoy en día, no tenemos ningún tipo de formación en Fisioterapia en oncología propiamente dicha”, reconoce García. No existe una formación reglada de Fisioterapia en oncología, lo que hace que el desconocimiento hacia este ámbito profesional agrave incluso entre muchos jóvenes fisioterapeutas. “Los hay que no saben casi nada, y los hay que encuentran que es un ámbito de la Fisioterapia que tiene poco recorrido y que, incluso, es incómodo”, remacha el clavo Montserrat Gironès. La mejora de formación y, en consecuencia, de su visibilidad desde la base profesional, es uno de los grandes retos de la Fisioterapia oncológica. La petición de más prácticas hospitalarias en las escuelas universitarias es una de las demandas de esta comisión colegial.

hyperloop

El nuevo Hyperloop de Dubai

Hace muchos meses que seguimos los pasos del proyecto hyperloop, y ya sabemos donde será el estreno del proyecto que revolucionará el transporte de larga y media distancia. Dubai sería el escenario escogido para construir la línea gracias a los acuerdos que han llegado con los Emiratos Árabes. Aunque todavía no se ha decidido la ruta que se establecerá, ponen como ejemplo que un trayecto entre Dubai y Abu Dhabi, que por coche nos llevaría unas dos horas aproximadamente para recorrer los 140 kilómetros que las separan, podría ser recorrido en tan sólo 12 minutos gracias a la velocidad máxima de 1.130 kilómetros por hora. Hyperloop promete viajes a velocidades de 1.100 a 1.600 Km / h empleando cápsulas que circulan por el interior de tubos de cientos de kilómetros de recorrido.

velocidad hyperloop

 

Hyperportal y los Hyperpods autónomos

Los Hyperportal serán como las estaciones de trenes o aeropuertos, donde los viajeros encontrarán diferentes puertas de embarque mediante las que se podrá acceder a los Hyperpods. Se trata de módulos que ofrecerán diferentes tipos de asientos, que irán en el interior de los transportadores, y que además podrían circular por las ciudades como cualquier vehículo. Será un medio de transporte de lujo, las cápsulas estarán equipadas con muebles y diferentes comodidades para los viajeros, hacer esperado en una ciudad tan ostentosa como Dubai.

Otros dos países, Finlandia y Rusia, se han interesado por este innovador sistema de transporte, pero la unión de los Emiratos Árabes es el primero en firmar un acuerdo de colaboración, que también podría incluir la construcción de un banco de pruebas de este futurista sistema para transportar personas y mercancías.

interior hyperloop

La empresa norteamericana, hyperloop One, ya realizó sin fallos el pasado mes de mayo la primera prueba al aire libre de su tecnología. Entonces consiguió acelerar de 0 a 180 kilómetros por hora en sólo 2 segundos, pero en Oriente Medio necesitaría multiplicar esta velocidad casi por cinco. Actualmente se está estudiando como convertirlo en una realidad detallando las estructuras que se han de construir y la tecnología que se pondrá en funcionamiento. Todavía tendremos que esperar hasta 2020 para ver finalizado el proyecto que revolucionará el mundo del transporte.