Fallos más comunes al crear un stand para ferias

Fallos más comunes al crear un stand para ferias

fallos más comunes al crear un stand para ferias

Ha llegado el momento de que luzcas como siempre has querido en los diferentes eventos que tienes que acometer. Por eso, no te puedes permitir el lujo de cometer errores que den al traste con lo que intentas transmitir como empresa en cualquier celebración. ¿Estás buscando la forma de destacar con un stand? Tienes que ponerte en manos de profesionales especializados para lograr el objetivo. No pierdas más el tiempo y encuentra una fábrica de stands para ferias que entienda a la perfección lo que buscas como corporación. Seguro que logras dar un salto de calidad en cuanto a diferenciación y personalización para ser mucho más que tus competidores. Para que nada vaya mal, queremos presentarte en este artículo los fallos más comunes al crear un stand para ferias. ¡Quédate con ellos para no cometerlos!

No cometas los fallos más comunes al crear un stand para ferias

  1. No contemplar el público objetivo: Uno de los fallos más comunes al crear un stand para ferias es el hecho de no valorar las personas o las empresas a las que te vas a dirigir. Tienes que comprender sus necesidades y lo que buscan para que puedan fijarse en ti. Por eso, es clave que hagas un buen estudio de mercado. Ponte en manos de una entidad especializada en ellos para obtener resultados fiables. Una vez que has hecho esto, seguro que te es mucho más fácil contar con un stand que llegue al éxito. Lo que no puedes hacer es crear algo que no va a resultar atractivo o comprensible para los diferentes visitantes que se den cita en el evento. Habrás tirado el dinero y, lo que es peor, la posibilidad de que se acerquen a ti con el interés suficiente como para iniciar un camino esperanzador juntos. 
  2. Poco corporativo: Un stand tiene que mostrar lo que eres como empresa. No puedes permitirte el lujo de que estés mandando un mensaje con el que no te identifiquen rápidamente. Si alguien se acerca o te mira y no sabe quién eres y lo que vendes o transmites, es que las cosas se han hecho muy mal. Solo hay una oportunidad y tienes que aprovecharla desde el primer momento. Algunos trenes solo pasan una vez. Con esto, te imaginarás que lo fundamental es que el stand cuente con colores corporativos en diferentes partes del mismo, así como un eslogan llamativo que te identifique a la perfección. Eso hará que, con una mirada, sean muchos los que quieran pasar tiempo contigo. Es mucho más fácil de lo que parece. Utiliza una tipografía comprensible y mensajes cortos y claros para llegar a los usuarios. Pon las cosas fáciles.
  3. Personal sin formación: Otro de los fallos más comunes al crear un stand para ferias. No todo es hablar de la estructura del recurso como tal, sino de quien lo regenta. Para sacar el máximo provecho del mismo, se debe contar con empleados plenamente capacitados. Lo primero que tienen que tener es la formación suficiente con respecto a todo lo que es la empresa. No es saber a lo que se dedica, sino que también debe conocer sus planes de presente y futuro. Por otro lado, también es ideal que los trabajadores cuenten con aptitud. Sí, estamos hablando de ganas de trabajar y de poder sacar el comportamiento perfecto para llegar al público objetivo de la mejor manera. Cada perfil es diferente y sabrán comportarse con todos aquellos que lleguen al stand. Deben ser polivalentes y, sobre todo, tener simpatía y empatía.   
  4. No contemplar el espacio: En una feria son muchas las empresas que se dan cita y eso quiere decir que hay que compartir espacio con ellas de la mejor manera, creando un rincón en el que los visitantes se encuentren cómodos y seguros. El stand tiene que adaptarse al espacio disponible, con lo que no puede haber ningún fallo en las dimensiones al crearlo o fabricarlo. Tienes que pensar en la comodidad de los usuarios y los empleados. Si encuentras eso, tendrás mucho ganado.     

¡Brilla como siempre has querido!